El oso y las abejas

En un caluroso día de verano, en el bosque vivía un hambriento oso, quien con ganas de comer decide salir de su cueva en busca de miel. Después de tanta búsqueda, encuentra un panal de abejas a varios metros de su casa.

Alegre de haber encontrado su comida favorita, muy educadamente saluda a las abejas y les pregunta si pueden regalarle un poco de su deliciosa miel. Ellas se niegan a darles de su miel porque llevan todo un año produciéndola como para regalarla.

</>
El oso estaba tan molesto que agarra un palo que encuentra cerca de un árbol y empieza a golpear la colmena de abejas con fuerza, hasta que este cae al suelo. Las abejas, aun más furiosas que el oso, salen de su hogar y empiezan a picotearlo.

Al estar rodeado de abejas agresivas, corre en busca de algún rio, pozo o lago cercano. Mientras que seguía corriendo, luchaba por sacarse esas abejas de encima. Y al encontrar un rio, se sumerge en el agua para salvarse de ellas

MORALEJA
Recuerden que es mejor superar alguna ofensa o lesión desde tu silencio que provocar muchos más maltratos respondiendo con acciones y palabras. Los más inteligentes no responden a insultos sin sentidos, esa es la moraleja de esta fábula
Fábula: EL oso y las abejas

4 comentarios :

Si tienes alguna fabula o creación literaria propia que quieres que te lo publiquemos aquí, pues solo es necesario que nos las envié

Si te gusta lo que lees, danos un +1