viernes, 1 de abril de 2016

Los 2 amigos y el carnicero


anuncio
En una carnicería de un pequeño mercado, se encontraron dos amigos a los que su madre había encargado hacer la compra. Mientras el carnicero estaba entretenido con una de sus mejores clientes, uno de los jóvenes, con muchas ganas de divertirse, le arrebató del mostrador al carnicero unos pedazos de carne y se los metió al otro en el interior de su bolsa sin que se enterara de nada.

Al darle la vuelta el tendero y no ver la carne que tenía preparada, dijo con voz potente:

- ¡Devolvedme la carne que estaba aquí encima! La víctima de la broma, con cierto susto, exclamó:

- No sé de qué carne está hablando ¡juro por nuestros dioses que yo no he robado nada! El culpable de tanta controversia dijo a su vez:

- ¡Yo tampoco soy culpable del delito del que nos acusas! ¡Juro que no miento por los dioses! Viendo que nada iba a poder sacar en claro, el carnicero les dijo a ambos:

- /Muy bien. Ya que ninguno quiere admitir que ha robado mi carne, espero que los dioses os castiguen por utilizar sus nombres en juramentos falsos.
MORALEJA
No jures en falso, ya que aunque no lo creas, algún día serás castigado.
Los 2 amigos y el carnicero

3 comentarios :

Si tienes alguna fabula o creación literaria propia que quieres que te lo publiquemos aquí, pues solo es necesario que nos las envié

Si te gusta lo que lees, danos un +1