martes, 16 de febrero de 2016

El halcon y el ruiseñor


anuncio
Hace muchos, muchísimos años, un cansado halcón se posó sin darse cuenta en el nido de un ruiseñor. Impresionado por la presencia de tal ave rapaz, el ruiseñor le pidió que no les hiciera daño a sus polluelos.

-Está bien –dijo el halcón con tono orgulloso- les perdonaré la vida a tus pequeños, si eres capaz de hacer que con tu canto se me olvide todo lo malo que me ha pasado hoy.

Convencido de las buenas intenciones del halcón, el ruiseñor comenzó a entonar su canto más bonito y enrevesado. A pesar del gran esfuerzo puesto por el pájaro para agradar a la rapaz, el halcón lo miró con disgusto y acto seguido se comió a uno de los polluelos sin decir una palabra.

Mientras todo esto estaba pasando en el nido, un cazador se acercó sigilosamente al lugar, para atrapar al halcón en cuanto tuviera la más mínima oportunidad. Viendo que el animal no se percataba de su presencia, se lanzó rápidamente sobre él, cazándolo con una red sin tener que hacer el más mínimo esfuerzo.
MORALEJA
Nunca te descuides si tus enemigos se encuentran cerca de ti.
El halcon y el ruiseñor

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

Si tienes alguna fabula o creación literaria propia que quieres que te lo publiquemos aquí, pues solo es necesario que nos las envié

Si te gusta lo que lees, danos un +1