martes, 2 de junio de 2015

La cierva y la viña


anuncio
Una fresca mañana, la cierva se vio sorprendida por un grupo de cazadores que se dirigían a un pueblo cercano a cazar. Al verlos aproximarse hacia ella, la cierva salió corriendo en busca de algún lugar seguro en el que poder cobijarse y despistar a los hombres que con tan mala cara corrían a su encuentro.

Tras mucho buscar, la cierva se topó con una frondosa viña, en la que por sus colores, iba resultarle muy sencillo resguardarse. Cuando llegaron los cazadores, comenzaron a mirar en todas las direcciones para encontrar a su presa perdida. Como el tiempo pasaba y sus perseguidores eran incapaces de dar con ella, la cierva se confío, comenzando a mordisquear las hojas de la viña que la escondía.

Dándose cuenta los cazadores de que las hojas se movían, fueron acercándose sigilosamente para descubrir al animal que se ocultaba tras aquellas ramas. A muy pocos pasos, tensaron sus arcos y dispararon una lluvia de flechas sobre la cierva. Al escuchar el silbido de las flechas por el aire, el desdichado animal dijo:

-¡Qué tonta he sido! En lugar de cuidar a lo que me estaba salvando, he preferido maltratarlo.

MORALEJA
Muéstrate siempre agradecido con las personas que te ayudan desinteresadamente
La cierva y la viña

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

Si tienes alguna fabula o creación literaria propia que quieres que te lo publiquemos aquí, pues solo es necesario que nos las envié

Si te gusta lo que lees, danos un +1