sábado, 18 de abril de 2015

El lobo y el cordero en el arroyo


anuncio
Observaba un lobo a un tierno cordero que saciaba su sed en un arroyo, mientras pensaba alguna buena excusa para poder comérselo sin que este pusiera resistencia. De esta manera, aunque él se encontraba en la parte más alta del arroyo, culpó al corderillo de ensuciarle el agua, no dejándole beber. Una acusación a la que el cordero respondió:

- Es imposible que yo esté haciendo eso de lo que me acusas, ya que yo bebo de manera completamente diferente a la tuya y estoy mucho más abajo en el arroyo.

No quedando satisfecho, el lobo insistió diciendo:

- El pasado año insultaste a mis queridos padres.

- Me confundes con otro-dijo el cordero- .Yo el año pasado no había nacido todavía.

Puesto en ridículo por segunda vez, el lobo exclamo muy enfadado:

- Razonas muy bien para ser tan pequeño, pero en esta ocasión tu inteligencia no te va a servir de nada ante mí. Digas lo que digas, no podrás salvarte de acabar en el interior de mi barriga.

MORALEJA
Para los que han escogido hacer el mal, ningún razonamiento es suficiente
El lobo y el cordero en el arroyo

Ver también:: El lobo orgulloso de su sombra y el león

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

Si tienes alguna fabula o creación literaria propia que quieres que te lo publiquemos aquí, pues solo es necesario que nos las envié

Si te gusta lo que lees, danos un +1