martes, 2 de diciembre de 2014

El león viejo y la zorra


anuncio
Había una vez un león que, ya anciano e incapaz de dar caza a sus presas por falta de fuerza y velocidad, decidió usar la astucia y la experiencia.

Así que el león buscó una cueva, se tendió en el suelo, y empezó a gemir y lloriquear, fingiendo que estaba aquejado de algún mal. Los otros animales, al pasar cerca de allí, se acercaban para ver qué le ocurría y entonces caían presas en sus garras.

La treta le funcionaba bien al viejo león, y había cazado ya a bastantes animales, cuando la zorra, que era aún más astuta que el propio león, se presentó allí, y deteniéndose a cierta distancia para observar la situación, preguntó al león, al que vio allí tumbado, cómo se encontraba.

Enfermo y débil” contestó “ No puedo ni moverme, así que no tienes nada que temer si entras a la cueva

Pero la zorra, inteligente y observadora como era, respondió:

“No me importaría entrar si no viera que todas las huellas entran, pero ninguna sale”

MORALEJA
Estar alerta ante el peligro y sus indicios te mantendrá alejado de perjuicios
a zorra y el viejo leon anciano fabulas para niños
También puedes ver: La zorra y la leona
Si te gusta lo que lees, danos un +1