El labrador y el árbol

Hace mucho tiempo en el campo que trabajaba un labrador existía un frondoso y añoso árbol, aunque tenía tanto tiempo nunca había cumplido ninguna función en específico.

Solamente servía como escondite para algunos animales, puesto que dicho árbol ocupaba gran espacio y no permitía realizar bien los trabajos del campo, el labrador decidió eliminarlo.
Aunque los que vivían en dicho árbol, es decir, los pájaros le pidieron desesperadamente al granjero:

Por favor no derribes el árbol toma en cuenta que desde sus ramas cantamos y alegramos la vida de todo el pueblo incluyéndote.

El hombre ignorando a los pequeños pajaritos, tomo un hacha y dio un entusiasta golpe al tronco, seguido de otro y luego otro, haciendo lo posible por derribarlo.

Al comenzar a romper el tronco se llevo la gran sorpresa de que este en su interior contenía un panel de deliciosa miel y desde entonces el antiguo árbol fue cuidado por todos con esmero y respeto.

MORALEJA
Las apariencias engañan ya que ese añoso árbol se veía inservible para el labrador, sin embargo para la naturaleza y los diferentes animales les brindaba muchos beneficios
El labrador y el árbol: fábula

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Si tienes alguna fabula o creación literaria propia que quieres que te lo publiquemos aquí, pues solo es necesario que nos las envié

Si te gusta lo que lees, danos un +1