Las ranas sedientas

A finales del verano se seco el agua de una laguna gracias al fuerte calor de la época, dos ranas que vivían en dicha laguna tuvieron que irse, saltando de un lugar a otro sin parar en busca de agua que calmara su desesperante sed.

Luego de muchos saltos finalmente lograron conseguir un pozo, el cual al subirse al borde que poseen los pozos para evitar que alguien se caiga en este denominado brocal y lograron ver que todavía le quedaba agua fresca.

Una rana emocionada le dice a la otra –Saltemos al agua que esperas para darnos un excelente baño? la otra más precavida y observadora le advierte del peligro que no había tomado en cuenta.

Respondiendo –Ni se te ocurra saltar espérate, date cuenta que el agua poco a poco se va secando y cuando estemos en el fondo del pozo y se termine el agua no tendremos manera de salir.


</>

MORALEJA
Es sumamente importante considerar las consecuencias que pueden tener nuestros actos antes de realizarlos ya que esto puede traer efectos negativos en la vida de cualquier individuo
Fábula: Las ranas sedientas

fábula similar: El asno y las ranas

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Si tienes alguna fabula o creación literaria propia que quieres que te lo publiquemos aquí, pues solo es necesario que nos las envié

Si te gusta lo que lees, danos un +1