La cigueña y el lobo

Cierta día en la pradera por comer atropelladamente, un lobo se atragantó con un hueso. Al sentir que se ahogaba, comenzó a correr desesperadamente de aqui para allá buscando quien lo auxiliara, hasta que acertó a tropezar con una cigueña.

Viendo en ella su salvación, le pidió que le extrajera el hueso que tanto daño le hacia, y para animarla a realizar tan delicada tarea prometió pagarle generosamente.

Así cerraron trato, y la cigueña introdujo su cabeza dentro de la boca del lobo. Valiéndose de su largo y afilado pico maniobró con tal destreza y habilidad, que en pocos segundos consiguió sacar el hueso de la garganta del enfermo.

Concluida la operación, la cigueña reclamó al lobo el cumplimiento lo prometido. Entonces la fiera, mirándolo con sonrisa socarrona, exclamó:

¿Y eres aú tan ingenua como pretender cobrarme? ¡Concidérate muy bien pagada con que te haya dejado sacar tu cabeza sana y salva de adentro de mis fauces!

MORALEJA
Nunca te confies de quien es malvado; todo lo promete cuando está apurado, mas viéndose a salvo, mezquino y traidor, con saña se burla de su salvador
La cigueña y el lobo

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Si tienes alguna fabula o creación literaria propia que quieres que te lo publiquemos aquí, pues solo es necesario que nos las envié

Si te gusta lo que lees, danos un +1