viernes, 16 de enero de 2015

La paloma y la corneja


anuncio
Una paloma criada en un palomar aprovechaba la tarde para charlar con otras aves que por allí hacían parada. Estas aves libres, le contaban como era el mundo exterior que ella no había podido conocer, lo cual le daba mucha envidia, ya que todo su mundo se reducía a aquel palomar en el que había nacido y se había criado.

Así, una tarde, y no queriendo ser menos que aquellas aves con las que hablaba, la paloma comenzó a alardear de lo único que podía, su fecundidad:

Pues yo he sido ya madre en muchas ocasiones y casi todas las pequeñas palomas que aquí veis son mis crías. A ver si alguna de vosotras es capaz de ser tan prolíficas como yo lo he sido

Una corneja que aquella tarde compartía charla con la paloma, de inmediato le advirtió

Mejor será que dejes de fanfarronear, pues bien sabido es que cuantos más hijos tengas en este palomar de más servidumbres habrás de lamentarte, ya que ninguno de ellos tendrá una vida mejor que la tuya.”

MORALEJA
No podrá conocer la felicidad quien hijos tiene privado de libertad.
La paloma y la corneja
Si te gusta lo que lees, danos un +1