lunes, 20 de octubre de 2014

Los 2 cangrejos


anuncio
Tenía el señor cangrejo un hijo que acostumbraba a andar de lado, por causa de sus piernas torcidas. Pero por más que su padre trataba de instruirle para corregir este defecto, no lo lograba, y el pequeño cangrejo continuaba moviéndose del mismo modo.

El cangrejo, desesperado por no conseguir que su hijo andase de forma normal, le preguntó un día acerca del motivo por el que ignoraba sus enseñanzas:

Hijo mío, desde hace mucho trato de corregir tu forma de andar pero no veo que te esfuerces lo más mínimo en seguir mis indicaciones. ¿Hay alguna razón por la que no me hagas caso cuando te digo que eches tu cuerpo adelante en lugar arrastrarlo rozándolo contra las piedras?

Padre, yo no hago más que lo que usted hace”, respondió el pequeño cangrejo “Yo lo veo andar de ese mismo modo cada día, ¿Cómo espera pues que me corrija? . Quizás lo primero que debería usted hacer es corregir sus propios andares para que yo, al veros, pueda luego seguir vuestro ejemplo

MORALEJA
Mejor ejemplo son buenas acciones que amorosos sermones
Los 2 cangrejos fabulas infantiles
Si te gusta lo que lees, danos un +1