miércoles, 15 de octubre de 2014

La rana del pantano y la rana del camino


anuncio
Vivían dos ranas en armonía una cerca de la otra. Una rana lo hacía en un pantano profundo, bastante alejado del camino, mientras su vecina lo hacía en una charca situada en el centro de éste.

La rana del pantano insistía a su compañera para que se fuese a vivir al lado de ella.

“Alejada del camino estarás mejor y más segura” trataba de convencerla Pero la segunda no quiso hacer caso a los consejos de su amiga y rechazó su ofrecimiento:

“Te agradezco el interés que te tomas por mí, pero llevo ya mucho tiempo aquí, y me resultaría muy difícil abandonar esta morada. Aquí vivo tranquila y satisfecha y aunque el pantano sea un lugar mejor, no me apetece mudarme a otro lugar”

Ocurrió un día que una carreta pasó por aquel camino, y al llegar a la altura de la charca, una de sus ruedas aplastó a la pobre rana que allí estaba instalada. La rana tuvo un triste final por no haber querido trasladarse a un lugar mejor cuando tuvo oportunidad

MORALEJA
No rechaces la situación de mejorar tu posición
Si te gusta lo que lees, danos un +1