jueves, 6 de marzo de 2014

El aguila y la raposa


anuncio
Cierto día un águila robó los hijos de una raposa, para alimentar a sus propia crías. La desdichada raposa al percatarse su descuido se acercó suplicándole que devolviera sus crías, pero el águila, sintiéndose valentón y poderosa, despreciaba sus lamentos.

Llena de furia, la raposa puso debajo del árbol donde estaba el nido del águila un montón de paja, y sin demora le prendió fuego. Pronto el humo y las llamas alcanzarían hasta el nido, con lo cual, temiendo el águila por sus pichones, se vio obligada a devolver los hijos de la raposa sanas y salvas, y sin hacerles daño.

MORALEJA
No hagamos mal a los débiles por temor a la venganza;
pues hasta el más débil si se le irrita, puede hacer daño
de muchos modos
El aguila y la raposa

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

Si tienes alguna fabula o creación literaria propia que quieres que te lo publiquemos aquí, pues solo es necesario que nos las envié

Si te gusta lo que lees, danos un +1