La zorra y la corneja

Posaba en su árbol favorito, una corneja haragana, que llevaba varios días sin comer, y pensando que hacer para saciar su hambre.

Tras pensarlo mucho, decidió trasladarse a una higuera cercana la cual estaba llena de enormes y apetitosos higos y al ver que estaban demasiado verdes para ser comidos, se quedó allí parada esperando.

Un rato después, pasó por allí una zorra. Viendo a la corneja tan quieta, le pregunta:

- ¿Qué haces ahí parada? ¡En todos los años de vida que tengo, jamás he visto a una como tú posada tan quieta en una higuera!.

- ¡Qué graciosa eres! –dijo la corneja- Estoy aquí porque tengo hambre, pero estos higos están tan verdes que no puedo comérmelos. Así que, he decidido aguardar en esta rama hasta que estén listos.

La zorra que era mucho más listo le contestó:

- No seas tan tonta y vete a otro árbol a alimentarte. Estos higos no van madurar tan rápido como tú piensas. De hecho si permaneces ahí esperando a que sean comestibles, te vas a morir de hambre.

MORALEJA
Si debes realizar algo, hazlo rápidamente, ya que si esperas no va a hacerse solo
La zorra y la corneja: Fábula

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Si tienes alguna fabula o creación literaria propia que quieres que te lo publiquemos aquí, pues solo es necesario que nos las envié

Si te gusta lo que lees, danos un +1