sábado, 15 de marzo de 2014

El abeto y el espino


anuncio
Cierta vez cerca a un bosque crecían juntas un abeto y un espino en perfecta armonía, hasta que cierto día la paz entre ellos acabo y discutían como enemigos mortales

El abeto en tono despectivo le dijo al espino:

- No hay comparación entre tu y yo mírame que hermoso, esbelto y frondoso estoy y con mi madera sirvo para construir grandes embarcaciones, en cambio tu, pues no me llegas ni a los talones.

El espino no se acobardo ante tan tremenda provocación y en el acto le dijo pero con mucha prudencia: - ¡ Tienes mucha razón señor abeto, pero si pensaras que el hacha y sierra te acechan constantemente, pues desearías tener la suerte del espino!

MORALEJA
El soberbio perece
y el humilde permanece
El abeto y el espino
Si te gusta lo que lees, danos un +1