miércoles, 6 de abril de 2016

El talento y el cuervo


anuncio
Érase una vez un sediento cuervo, al que no se lo ocurrió una mejor idea que cruzar un inmenso desierto el día más caluroso del año.. A punto de desfallecer por culpa del calor, sus ojos se toparon con lo que parecía ser la figura de uno de esos cántaros que los humanos utilizan para transportar el agua.

Al bajar para comprobar si se trataba de lo que él pensaba, comprobó con gran alegría que el cántaro tenía algo de agua en su interior. Pero su alegría duró muy poco, ya que dada la estrechez de su boca, era imposible que el cuervo llegara hasta ella.

- Tengo que pensar en alguna cosa que me ayude –se dijo a sí mismo- a sacar ese agua para no perecer en este desierto.

Unos minutos más tarde, mientras miraba a una piedra, encontró la solución perfecta para su problema: debía llenar el cántaro de piedras para hacer que el agua subiera hasta la parte más alta. Así lo hizo de esta manera y en muy poco tiempo consiguió su deseado premio.
MORALEJA
Quien utiliza su intelecto, supera todas las dificultades.
El talento y el cuervo

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

Si tienes alguna fabula o creación literaria propia que quieres que te lo publiquemos aquí, pues solo es necesario que nos las envié

Si te gusta lo que lees, danos un +1