miércoles, 20 de abril de 2016

El asno y la lira


anuncio
En un caluroso día de primavera, un asno bajo hasta su prado favorito para disfrutar de la tierna hierba. Después de llenar su estómago, el asno se dio cuenta de que cerca de su árbol preferido había un extraño aparato que nunca había visto. Acercándose con mucha cautela, se dio cuenta que aquello que le había provocado tanto miedo, era la lira que utilizaba el pastor para entretenerse mientras las ovejas permanecían tranquilas en el prado.

Cuando se encontraba a su lado, extendió una de sus patas hacia delante, rasgando las cuerdas con su casco, tal y como el pequeño pastorcillo solía hacer. Casi instantáneamente surgió de la lira un sonido tan melodioso, que el asno no pudo evitar exclamar:

- Que instrumento tan encantador. Es una pena que alguien como yo, no esté capacitado para poder hacer con ella las mismas melodías con las que el pastor nos deleita cada día. Mejor que me aparte de ella, no vaya a ser que con mi fuerza, la haga pedazos sin darme cuenta.
MORALEJA
Nunca te des por vencido, por muchas que sean las dificultades
El asno y la lira

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

Si tienes alguna fabula o creación literaria propia que quieres que te lo publiquemos aquí, pues solo es necesario que nos las envié

Si te gusta lo que lees, danos un +1