lunes, 28 de marzo de 2016

El pavo real y la mariposa


anuncio
Había una vez un precioso pavo real al que no le gustaba pasar el día acicalándose su colorido plumaje. Tan poco le importaba su aspecto, que sólo pasaba unos pocos minutos quitándose la suciedad acumulada en sus plumas. Era tan despreocupado, que siempre solía decir abiertamente:

- Muchos de mi especie solo pueden pensar en pavonearse, ¿es que no pueden hacer otras cosas los pavos reales?

Un día, mientras estaba bebiendo agua en un estanque, vio caerse en su interior una preciosa mariposa. Inmediatamente, el pavo saltó al agua, consiguiendo rescatar a la mariposa. Justo cuando se disponía a salir del estanque, notó que por culpa de su voluminosa cola, era una acción imposible de realizar.

Al ver a su benefactor en apuros, la mariposa voló rauda y veloz para buscar a alguien que sacara del estanque al pavo. Fuera de todo peligro, el ave por fin pudo de decir:

- Me alegro de que ambos estemos perfectamente. - Yo también, aunque me siento doblemente en deuda contigo, ya que por mi culpa, tu cola ha perdido toda su belleza. - No te aflijas por algo tan pequeño. Aleja estos pensamientos de tu cabeza y vámonos a celebrar que estamos vivos.
MORALEJA
Se debe valorar lo que se tiene y no (dar importancia) a las cosas superfluas.
El pavo real y la mariposa

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

Si tienes alguna fabula o creación literaria propia que quieres que te lo publiquemos aquí, pues solo es necesario que nos las envié

Si te gusta lo que lees, danos un +1