jueves, 3 de marzo de 2016

El hombre y la estatua


anuncio
Un hombre muy pobre, se encontró tirada en medio del campo una bellísima estatua de un dios.

Estatua, que el hombre se apresuró a limpiar para verla en todo su esplendor, llevándosela a casa con la esperanza de que el Dios representado recompensara su buena acción.

Los días fueron pasando y el hombre comenzaba a desesperarse. Harto de no obtener respuesta a su buena acción, agarró al dios por los pies y lo lanzó con todas sus fuerzas contra una pared. Al golpear la cabeza de la estatua en la pared, esta se partió en mil pedazos, dejando a la vista una enorme cantidad de monedas de oro. Sorprendido ante tal hallazgo, el hombre corrió a recogerlas mientras decía:

- Me da la impresión de que no tienes muy claro cómo hacer tu labor correctamente. Cuando te he estado cuidando y adorando sin descanso no me has ayudado en lo más mínimo y ahora que te estoy maltratando, no solo no me castigas, sino que encima me premias con una gran fortuna.
MORALEJA
Si quieres conseguir algo de alguien ingrato no le elogies, ya que con este tipo de personas tan solo funcionan los castigos
El hombre y la estatua

TE PUEDE INTERESAR: 10 lecturas didácticas para pequeños lectores

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

Si tienes alguna fabula o creación literaria propia que quieres que te lo publiquemos aquí, pues solo es necesario que nos las envié

Si te gusta lo que lees, danos un +1