viernes, 11 de diciembre de 2015

La pantera y los pastores


anuncio
A pesar de que siempre caminaba con extremo cuidado para evitar las trampas de los cazadores furtivos, la pantera quedó atrapada en el fondo de un hoyo. Al escuchar el ruido provocado por la fiera, varios pastores se acercaron al agujero para ver qué es lo que sucedía.

Viendo a la fiera indefensa algunos de ellos comenzaron a lanzarle palos y piedras para acabar con su vida, otros por el contrario le arrojaban comida para que pudiera recuperar fuerzas. Cuando cayó la noche todos los pastores se marcharon a casa esperando que se produjera el desenlace deseado por cada uno de los dos grupos.

Gracias a la comida, la pantera consiguió reunir las fuerzas suficientes para saltar fuera del agujero.

Pasados unos días, volvió la pantera al mismo lugar para vengarse de los pastores y de su ganado con una furia. Al ver tan terrible espectáculo, los que la ayudaron a salvarse se pusieron de rodillas, implorándole a la pantera que les permitiera seguir viviendo. Paseándose frente a ellos les dijo:

- Nada tenéis que temer de mí, ya que al igual que recuerdo a los que me han hecho daño, conozco a los que me han ayudado a seguir viviendo. Tan solo hiero a los que se lo merecen.

MORALEJA
Todo mal, repercute tarde o temprano en su autor
La pantera y los pastores: Fábula

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

Si tienes alguna fabula o creación literaria propia que quieres que te lo publiquemos aquí, pues solo es necesario que nos las envié

Si te gusta lo que lees, danos un +1