lunes, 9 de noviembre de 2015

La viña y el chivo


anuncio
Al inicio de la primavera, todas las plantas comenzaban a salir de su larga siesta invernal. Los frutales empezaban a mostrar un aspecto mucho más lozano, gracias a los primeros brotes de los que en muy poco tiempo comenzarían a surgir las olorosas flores y más tarde los sabrosos frutos.

Al igual que sus hermanos, la viña también comenzaba a dejar ver sus primeras hojas y una enorme cantidad de yemas.

Tan atractivo era el aspecto que tenía la viña, que un chivo que andaba por allí paseando, no pudo evitar acercarse para mirarla más de cerca. Al llegar a la viña, el animal se emocionó tanto que no pudo evitar lanzarse a comerse los jóvenes brotes.

Dándose cuenta la viña de la crueldad con la que estaba actuando el chivo, le increpó muy enfadada:

- ¿Se puede saber que te he hecho yo para que me estés atacando de esta manera? ¿Es que piensas que si comes todos los brotes que produzco voy a ser incapaz de hacer que salga del mí el vino que usarán para brindar cuando estés dispuesto en la mesa?.
MORALEJA
No le hagas daño a alguien indefenso, ya que aunque no lo creas, también tiene sus consecuencias.
La viña y el chivo

4 comentarios :

Si tienes alguna fabula o creación literaria propia que quieres que te lo publiquemos aquí, pues solo es necesario que nos las envié

Si te gusta lo que lees, danos un +1