lunes, 26 de octubre de 2015

La cabra y el caballo


anuncio
En un antiguo reyno, un hermoso caballo y una magnífica cabra convivían en el mismo establo. A pesar de que ambos eran utilizados para ayudar a su dueño a sobrevivir, cada uno comía algo diferente.

Todas las mañanas el caballo era conducido a un extenso prado en el que podía disfrutar de toda la hierba fresca que deseara, por el contrario a la cabra la llevaban a un accidentado terreno en el que tan solo podía comer hierba reseca.

Feliz por esta circunstancia, el caballo la increpaba todos los días de la siguiente manera:

- No sé cómo puedes dar leche con la hierba tan mala que comes. Yo no podría masticar algo tan seco y duro.

Aunque su compañero era bastante pesado, la cabra permanecía siempre callada. Un día, mientras el caballo esperaba ser llevado a su lugar habitual, su dueño trajo un ejemplar mucho más joven, enviando al antiguo habitante del establo a pastar en los terrenos destinados a la cabra.

Al verlo aparecer por sus dominios, la cabra le preguntó:

- ¿No decías que no eras capaz de comerte mis hierbas?
 
MORALEJA
Si quieres sobrevivir, tendrás que dejar a un lado tu orgullo
La cabra y el caballo

1 comentario :

Si tienes alguna fabula o creación literaria propia que quieres que te lo publiquemos aquí, pues solo es necesario que nos las envié

Si te gusta lo que lees, danos un +1