lunes, 20 de julio de 2015

El murcielago y el jilgero


anuncio
Un hermoso jilguero, el cual se hallaba encerrado en el interior de una lujosa jaula, colgada por su dueño la ventana más alta y luminosa de toda la casa, se ponía a cantar en cuanto caía la noche. Atraído por su preciosa voz, una noche se acercó hasta su ventana un murciélago, al que la curiosidad le hizo interrogarle acerca de esa curiosa costumbre de cantar por la noche.

-No es tan curiosa como a ti te parece –dijo el jilguero-, canto por la noche porque el día en el que me capturaron lo estaba haciendo sobre la copa de un árbol a plena luz del día. Para evitar que algo peor me suceda, he decidido mostrarme mucho más prudente desde entonces y cantar única y exclusivamente cuando el sol se ha ocultado detrás de las montañas.

-A buenas horas has decidido tener más prudencia- le contestó el murciélago-. En lugar de intentar ahora ser más cauto, más te hubiera valido haberlo sido cuando los hombres se lanzaron contra ti para capturarte.

MORALEJA
Se prudente antes de equivocarte
El murcielago y el jilgero Cuento corto

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

Si tienes alguna fabula o creación literaria propia que quieres que te lo publiquemos aquí, pues solo es necesario que nos las envié

Si te gusta lo que lees, danos un +1