viernes, 24 de julio de 2015

El gato y las ranas


anuncio
En un enorme caserón abandonado, las ratas campaban a sus anchas por todos los rincones. Conociendo esta situación, un gato decidió dirigirse hasta allí y probar fortuna. Tantas ratas había, que no pasaba un solo día en el que el felino no consiguiera cazar cuatro o cinco. Alertadas por el enorme bajón que estaba experimentando su población, decidieron no salir al exterior y esperar desde sus agujeros, el próximo paso del gato.

Como le era imposible conseguir comida, el gato pensó en algún truco para que las ratas volvieran a salir confiadas de sus escondrijos. Se subió a la parte más alta de una viga y se dejó caer sobre ella como si la vida le hubiera abandonado. Asomándose una de las ratas, le dijo:

-Muy ingenioso tu nuevo truco para cazarnos. Desafortunadamente para ti, no somos tan tontas para caer en algo tan sencillo como lo que estás intentando llevar a cabo en estos momentos. Aunque fueras el objeto más inofensivo del mundo, ninguna de nosotras se acercaría hasta allí.
MORALEJA
Desconfía siempre de las cosas que te ofrezcan con una imagen demasiado bonita y atrayente.
El gato y las ranas fabulas

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

Si tienes alguna fabula o creación literaria propia que quieres que te lo publiquemos aquí, pues solo es necesario que nos las envié

Si te gusta lo que lees, danos un +1