lunes, 27 de julio de 2015

El caballo y el soldado


anuncio
Mientras se encontraba en primera línea de batalla, un caballo era alimentado por su dueño con la mejor de las cebadas, para conseguir que se mantuviera en plena forma mientras el conflicto durara. Terminada la guerra, el soldado regresó a su hogar, reconvirtiendo a su caballo en un animal de carga, al que tan solo alimentaba con paja y la hierba que pudiera encontrar en alguno de sus descansos.

Cuando su país volvió a declarar la guerra a su tradicional enemigo, el soldado le puso todos sus aparejos, se vistió con su mejor traje de batalla y arreó al caballo para que saliera al galope en busca de las tropas reales. Aunque el animal deseaba corresponder a los requerimientos de su dueño, estaba tan débil que era incapaz de dar dos pasos seguidos sin caerse. Al ver que el soldado no se daba cuenta de nada le dijo:

-Si quieres ir a la guerra, es mejor que te unas a la infantería, ya que has hecho que en lugar de un caballo parezca un asno. ¿Cómo pretendes ahora devolverme a mi estado original?

MORALEJA
Procura prepararte en los buenos tiempos para las épocas peores
El caballo y el soldado
Nuevo cuento corto: El caballo y el palafrenero

1 comentario :

Si tienes alguna fabula o creación literaria propia que quieres que te lo publiquemos aquí, pues solo es necesario que nos las envié

Si te gusta lo que lees, danos un +1