lunes, 11 de mayo de 2015

La corneja y el cuervo


anuncio
Aunque tenía el mismo color de plumaje, la corneja veía con malos ojos a sus vecinos los cuervos, porque todo el mundo veía en su vuelo presagios de lo que debían realizar o no determinados días. Decidida a que los hombres la vieran de la misma manera, se fue a posar en un árbol al borde del camino en el que siempre solían estar una pareja de cuervos.

Al ver llegar a un pequeño grupo de comerciantes se puso tan contenta, que comenzó a imitar los aterradores chillidos que daban los cuervos. Nada más escuchar aquel espantoso sonido, dos de los tres comerciantes comenzaron a volver sobre sus pasos. El tercero, mucho más inteligente que los demás, se dio cuenta del engaño, diciéndole a sus compañeros de viaje:

- Volved inmediatamente cobardicas. Ese pájaro que tanto os ha asustado es una simple corneja intentando aparentar lo que no es. Podéis estar tranquilos, ya que al contrario que pasa con los cuervos, los gritos de las cornejas no anuncian ningún tipo de presagio.

MORALEJA
No intentes ponerte a la altura de los más preparados, ya lo único que lograrás es hacer el ridículo
La corneja y el cuervo

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

Si tienes alguna fabula o creación literaria propia que quieres que te lo publiquemos aquí, pues solo es necesario que nos las envié

Si te gusta lo que lees, danos un +1