domingo, 31 de mayo de 2015

El ruiseñor y la golondrina


anuncio
Cansado de cantar durante todo el día, el ruiseñor, abandonó el árbol en el que estaba y puso rumbo una charca para refrescar su garganta y relajarse. Alí se encontró con una simpática golondrina, con la que comenzó una amena conversación.

Tras horas hablando de una enorme cantidad de temas, la golondrina le animó a que probara a realizar de la misma manera que ella lo hacía todos los años, su nido bajo los aleros de las casa habitadas por los hombres.

Mirándola de arriba abajo y midiendo muy bien sus palabras para no ofender a su nueva amiga, el ruiseñor le dijo:

-Dichosa tú que puedes vivir entre los hombres sin ningún tipo de temor. Me encantaría poder ser tan confiado como tú, pero los ruiseñores, a pesar de nuestro melodioso canto, nunca hemos sido tan bien recibidos en las casas de los humanos como vosotras las golondrinas. Es por eso, que a los de mi especie les gusta más hacer sus nidos en lugares más apartados, a los que los hombres no puedan tener fácil acceso.

MORALEJA
Todo lo que se recibe, queda atado en nuestra memoria junto a los acontecimientos que los rodearon
El ruiseñor y la golondrina fabulas de animales

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

Si tienes alguna fabula o creación literaria propia que quieres que te lo publiquemos aquí, pues solo es necesario que nos las envié

Si te gusta lo que lees, danos un +1