domingo, 24 de mayo de 2015

El cuervo enfermo


anuncio
En un recóndito bosque, por el que muy poca gente pasaba, vivía una pequeña familia de cuervos. Un buen día, tras darse un enorme atracón de comida, uno de los cuervos más jóvenes de la familia comenzó a encontrarse cada vez más y más enfermo. Al no poder encontrar una solución por sí mismo, le rogo a su madre:

-Querida mama cuervo, consigue que algunos de los dioses se apiade de mí y me quite este tremendo dolor que tanto parece estar afligiéndote.

Limpiándose las lágrimas con la punta de sus alas y tras unos segundos de reflexión, la madre cuervo le respondió a su hijo:

-Nada me gustaría más en este mundo que poder aliviar ese gran dolor que padeces hijo mío, pero ¿A qué dios crees que debo rogar para que te cure ese mal que tú mismo te has producido? ¿Acaso existe todavía alguno sobre la faz de la tierra al que no hayas ofendido, robándole esos preciados trozos de carne que tan piadosamente le ofrecen los hombres?

MORALEJA
No te crees un enorme número de enemigos, ya que en los malos momentos, nadie acudirá a socorrerte.
El cuervo enfermo

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

Si tienes alguna fabula o creación literaria propia que quieres que te lo publiquemos aquí, pues solo es necesario que nos las envié

Si te gusta lo que lees, danos un +1