miércoles, 29 de abril de 2015

El lobo y el cabrito encerrado


anuncio
Seguro detrás de los barrotes de la puerta que cerraba el corral de unos humildes pastores, un inconsciente cabrito dedicaba todo su tiempo libre a lanzar todo tipo de insultos contra cualquiera de los animales que por allí pasaban. Exaltado porque sus actos quedaban sin castigo y la sensación de seguridad que le daba la puerta, comenzó a burlarse y faltarle el respeto, con todo tipo de insultos y ocurrencias, a un lobo que paseaba tranquilamente por la zona. Sin levantar la voz lo más mínimo y con un tono muy calmado, el lobo le dijo:

- ¡Cómo se nota que tan solo eres pequeño cabritillo! Te atreves a insultarme detrás de esos barrotes, sin pensar en lo más mínimo las consecuencias que puedan traerte esas cosas en un futuro no demasiado lejano. Disfruta mientras puedas de tu fingida libertad, pues en cuanto tu cuerpo adquiera el tamaño de un adulto y tu dueño decida sacarte a pastar al campo junto a las otras cabras, no van a faltar voluntarios para darte tu merecido.

MORALEJA
No seas arrogante con los demás por estar en una posición ventajosa
El lobo y el cabrito encerrado
Nuevo cuento corto: El lobo y el perro dormido

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

Si tienes alguna fabula o creación literaria propia que quieres que te lo publiquemos aquí, pues solo es necesario que nos las envié

Si te gusta lo que lees, danos un +1