jueves, 23 de abril de 2015

El lobo y el asno


anuncio
Tras un sinfín de disputas, un lobo con fama de ser muy justo fue escogido por sus iguales para convertirse en su rey. Una vez tomada posesión de su nuevo cargo, dictó una nueva ley que obligaba a todos y cada uno de sus congéneres a repartir en partes iguales todo aquello que consiguieran cazar entre sus compañeros; con esta medida se ayudaba a los más viejos del lugar y se evitaba que en los momentos más difíciles del año, los lobos se atacaran entre sí.

Quiso el destino, que mientras los lobos aplaudían entusiasmados a su nuevo líder, pasara por allí un asno, que tras menear su cabeza le dijo al rey lobo:

"- Es estupendo ver cómo te preocupas por tus nuevos súbditos, pero ¿Por qué les estás obligando a entregar todo lo que cacen, mientras tú guardas celosamente tu comida en el interior de tu guarida?. Si en verdad deseas ayudarles a vivir sin preocupaciones, saca tu comida de la cueva y únelo a lo que todos han traído".

MORALEJA
Predica siempre con el ejemplo
El lobo y el asno

1 comentario :

  1. Asu ese lobo si que era toda una joyita, como va a intentar decreat una posible ley de igualdad para todos pero el no predica con el ejemplo jum

    ResponderEliminar

Si tienes alguna fabula o creación literaria propia que quieres que te lo publiquemos aquí, pues solo es necesario que nos las envié

Si te gusta lo que lees, danos un +1