lunes, 20 de abril de 2015

El lobo, la nana y el niño


anuncio
Buscaba un lobo mitad de la noche algo que calmara a su vacío estómago. Pasó al lado de una pequeña casa, en la que un niño lloraba desconsoladamente y una nana le decía para calmarle:

- Deja de llorar pequeño mío ya, si no quieres que te lleve donde está el lobo.

Pensando que las palabras de la nana podían ser reales, el lobo se pasó la noches enteras bajo la ventana de la casa, esperando a recibir su premio. Semanas después, la nana, para hacer que el niño durmiera mejor, cantaba:

- Pero si el lobo se atreve a venir hasta aquí, lo echaremos a patadas.

Al escuchar la estrofa de la canción, el lobo se asustó tanto ante tal cambio de actitud, que se marchó de lugar sin hacer ruido, murmurando casi para sí mismo:

- No hay quien entienda a los humanos que viven en esa casa. Primero dicen que me van a dar a su hijo pequeño y cuando ya me he hecho ilusiones de que eso suceda, van y dicen todo lo contrario.

MORALEJA
Cree antes en los actos, que en las palabras.
El lobo, la nana y el niño
Ver también: El lobo y el cordero en el templo

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

Si tienes alguna fabula o creación literaria propia que quieres que te lo publiquemos aquí, pues solo es necesario que nos las envié

Si te gusta lo que lees, danos un +1