sábado, 11 de abril de 2015

El león y el toro


anuncio
Meditando el león sobre la mejor manera de apresar a un toro de gran corpulencia, determinó que lo más acertado era utilizar su aguda astucia. Urdido su plan, llamó al toro para compartir con él un enorme cordero que acababa de sacrificar en el altar del templo.

Cuando el toro se agachara para agarra su pedazo de carne, se lanzaría sobre él, dándole muerte en muy pocos segundos.

Entró el toro en el templo, y al mirar su alrededor tan solo pudo ver enormes recipientes y asadores, en los que no había ni rastro del cordero. Como no había nada de lo que le habían prometido, se marchó de allí sin decirle nada a nadie.

Al verlo marcharse, corrió el león hasta donde se encontraba y le preguntó por el motivo de su marcha.

- ¿De verdad deseas saber por qué marcho? –respondió el toro- Porque al entrar al templo, me he dado cuenta que lo que tu deseabas en realidad, no era comerte a un carnero, sino a un toro.
MORALEJA
Analiza todo con sumo cuidado, ya que solo de esta manera podrás protegerte mejor todos los peligros
El león y el toro

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

Si tienes alguna fabula o creación literaria propia que quieres que te lo publiquemos aquí, pues solo es necesario que nos las envié

Si te gusta lo que lees, danos un +1