viernes, 27 de marzo de 2015

El leñador honrado


anuncio
En un lugar muy lejano vivía un anciano leñador que trabajaba duramente todos los días de sol a sol. Un tarde al pasar por el puente que atravesaba el río, el hacha que colgaba de su cinturón se precipitó a las frías aguas del río. Cuando el leñador se dio cuenta exclamó:

- Vaya contratiempo, ¿cómo voy a cortar ahora los enormes árboles del bosque?

Antes de que sus palabras desparecieran en el viento, una joven ninfa emergió entre las aguas para decirle:

-No te preocupes buen hombre. Yo te devolveré tu hacha perdida.

Acto seguido, se sumergió en las turbias aguas del río, apareciendo con un hacha de oro entre las manos. El leñador la rechazó al instante, ya que aquella no era su herramienta de trabajo. Nuevamente se hundió la ninfa en el río y cuando reapareció, el hacha era de plata.

-Te agradezco el ofrecimiento, pero tampoco es mi hacha.

Volvió a sumergirse en el agua la ninfa y tras varios segundos reapareció con una vieja hacha de hierro.

-Esa es mi querida hacha. Muchas gracias por recuperarla.

-No tienes porque darlas. Ya que eres un leñador honrado, puedes quedarte con las otras dos hachas como premio.
MORALEJA
Quien con la honradez no se aviene, pierde hasta lo que tiene
El leñador honrado Fabula corta

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

Si tienes alguna fabula o creación literaria propia que quieres que te lo publiquemos aquí, pues solo es necesario que nos las envié

Si te gusta lo que lees, danos un +1