sábado, 28 de marzo de 2015

El águila de ala cortada y la zorra


anuncio
Un soleado día de verano, un campesino atrapó a una bellísima águila, a la que cortó las puntas de sus alas para evitar que se escapara e introdujo en el gallinero en el que guardaba a todas sus gallinas. Entristecida por esta situación, el águila, reina de los cielos, lloraba desconsoladamente y rechazaba comer todo lo que su nuevo dueño le ofrecía.

Días más tarde pasó por allí un vecino, al que le gustó tanto el porte majestuoso del águila, que sin pensárselo un minuto, se la compró al campesino que la había atrapado. Nada más llegar a casa, le quitó las plumas a las que les faltaban las puntas y dejó que sus alas se recuperan por completo

Meses después, cuando el águila pudo volver a volar, se marchó de caza, para llevarle a tan buen hombre una liebre en señal de gratitud.

Cuando estaba volviendo a su hogar, la vio pasar una zorra y con toda la malicia del mundo le dijo:

-No debes llevarle esa liebre a tu nuevo dueño, sino al que te capturó y cortó las alas; ya que el hombre con que ahora vives es bueno por naturaleza. Intenta agasajar al campesino, no vaya a arrepentirse de la venta y venga para volver a dejarte sin alas.
MORALEJA
Muéstrate siempre agradecido con las personas que te han hecho algún bien y nunca prestes atención a los que quieran con sus consejos causarte daño
El águila de ala cortada y la zorra
Cuento corto similar: La liebre y la zorra

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

Si tienes alguna fabula o creación literaria propia que quieres que te lo publiquemos aquí, pues solo es necesario que nos las envié

Si te gusta lo que lees, danos un +1