martes, 10 de febrero de 2015

La cigarra desobediente


anuncio
Una pequeña cigarra se alejaba demasiado de su casa y no hacía caso de las continuas advertencias de su madre que le avisaba del peligro de hacerlo.

Anda con cuidado y, sobre todo, procura no alejarte demasiado

La pequeña cigarra, sin hacer caso, decidió explorar lugares desconocidos y desoyó los consejos de su madre.

Cuando fue a darse cuenta le había sorprendido la noche y sintió miedo. Como tenía hambre y frío empezó a volver sobre sus pasos, pero en el camino de vuelta tuvo que esconderse de un montón de animales que pretendían comérsela.

Llegó a casa ya al amanecer, muerta de miedo y de frío y cubierta de barro.Su madre, que estaba muy preocupada, la esperaba en la puerta y la pequeña cigarra le contó todas sus desventuras. Entre lágrimas le explicó los peligros que había tenido que sortear y lo mucho que había recordado su consejo en aquellos terribles momentos.

Su madre, conmovida, la abrazó con cariño y le preparó un riquísimo desayuno. La pequeña cigarra, ya limpia, con el estómago lleno, y fuera de peligro, pudo dormir tranquilamente tras prometer a su madre que nunca más la desobedecería

MORALEJA
La experiencia de padres y profesores; os ayudarán en la vida a cometer menos errores
La cigarra desobediente
Si te gusta lo que lees, danos un +1