domingo, 4 de enero de 2015

EL vaquero y el león


anuncio
Un vaquero echó de menos un becerro tras varios días y después de buscarlo por todas partes sin dar con él, tuvo la ocurrencia de ofrecer a Júpiter un sacrificio si le ayudaba a dar con el paradero del animal:

Oh Júpiter, en verdad que quisiera recuperar mi becerro y puesto que no se ha extraviado sino que deben de haberlo robado, te ofrezco matar un cabrito como ofrenda si me muestras el lugar donde el ladrón lo tiene oculto

Vio el vaquero una luz en el cielo y entendió que aquello debía ser una señal de Júpiter, así pues la siguió hasta adentrarse en el bosque, donde, ya cayendo la noche, dio con el becerro, que estaba siendo devorado por un león. Aterrorizado por la presencia del animal, volvió a dirigirse a Júpiter con una nueva súplica:

Oh altísimo Júpiter, había hecho la promesa de sacrificar un cabrito si me mostrabas al que había robado al becerro, pero ahora prometo sacrificar un toro si me libras de sus feroces garras

MORALEJA
Hasta en el bien deseado encuentra daño el hombre desgraciado
EL vaquero y el león
Si te gusta lo que lees, danos un +1