viernes, 30 de enero de 2015

El perro y el cocodrilo


anuncio
Llegó una vez un perro a la orilla del río Nilo a beber porque estaba muy sediento. Viendo que por las orillas rondaban muchos cocodrilos, decidió comenzar a beber al tiempo que corría para evitar el peligro. Viendo esto, un taimado cocodrilo se dirigió a él para decirle:

Amigo mío, no creo que sea bueno beber y correr al mismo tiempo. Mejor quédate quieto y bebe tranquilo, porque sino el agua puede que te siente mal

El perro, conocedor de las perversas intenciones del cocodrilo, continuó haciendo lo mismo, y respondiendo al cocodrilo le dijo estas palabras

Te agradezco que te preocupes por mi salud y no tengo duda de que beber y andar al mismo tiempo no será bueno. Pero de seguro que menos daño me hará eso que quedarme quieto y esperar a que tú y tus compañeros lleguéis para hincarme el diente” Y es que el perro, que era muy viejo y sabio, sabía por su larga experiencia, que del enemigo nunca cabe esperar un consejo provechoso.

MORALEJA
Sabe bien el perro viejo que mala idea es seguir del enemigo el consejo
El perro y el cocodrilo
Te puede interesar: El perro y la oveja
Si te gusta lo que lees, danos un +1