viernes, 23 de enero de 2015

El loro y el toro


anuncio
Había una vez un toro muy presumido, que no perdía ocasión para proclamar que era el más fuerte, rápido e inteligente de los animales.

Un día, un loro oyó hablar de este toro, así que lo buscó para plantearle un reto: una carrera, en la cual el ganador sería proclamado como el más rápido y el más astuto.

El toro, tras escuchar su propuesta, le contestó con desdén:

Mejor será que no te arriesgues a competir porque terminarás último y perderás tu honra

Pero el loro no desistía y continuó retando al toro hasta que este aceptó.

Llegó el día y la hora fijados para la carrera y esta dio inicio. Mientras que el toro corría, el loro volaba esquivando los árboles. El toro, que al cabo de un rato iba ganando, dijo al loro

¿Ves? Te advertí claramente que te ganaría. Tonto has sido de querer enfrentarte a mi pues ahora tendrás que sufrir la humillación de la derrota”.

Pero mientras el toro decía esto y miraba al cielo dirigiéndose al loro, no se dio cuenta de la presencia de un árbol grande en la mitad del camino y se estrelló contra él, quedando inmóvil y sin poder reanudar la carrera .El loro ganó y fue declarado el más astuto, inteligente y rápido.

El toro, decepcionado, se negaba a admitir su derrota, pero entonces el loro le dijo:

No por lo que seas, o lo que aparentes quiere decir que estés por encima de los demás. Hay otros que también son como nosotros y por lo tanto no debemos creernos superiores”.

MORALEJA
La soberbia del fanfarrón suele llevarle a la perdición
El loro y el toro
Si te gusta lo que lees, danos un +1