martes, 13 de enero de 2015

El gallo y el buho


anuncio
Se despertó el gallo al salir el sol, como en él era costumbre, y de inmediato comenzó a cacarear para despertar a los demás animales, ya que con la llegada del día se abrían excitantes oportunidades para todos ellos “Levantaos, perezosos, que ya luce el Sol”

Pero por mucho empeño que puso el gallo, no logró que el ciego Búho hiciese caso de su aviso

Mientes, aún no luce” –replicó-

El sol salió y siguió ascendiendo en el cielo hasta llegar a mediodía donde lucía en lo más alto. Considerando que ya había dormido más que suficiente el gallo volvió a ir donde se encontraba el búho para cumplir con su misión de despertarlo, y le dijo nuevamente “Levántate, haragán y saluda al día, que ya son las doce. Es hora de que comiences tu jornada”

Pero el Búho, huraño, volvió a responderle:

Mientes, el sol no luce todavía, así que déjame tranquilo y no me molestes más” Y es que quien a gusto se encuentra en la oscuridad, nunca quiere que llegue la mañana

MORALEJA
Dejad que los mediocres sigan en la mediocridad, pero nunca dejéis vosotros de buscar la felicidad
El gallo y el buho
Si te gusta lo que lees, danos un +1