martes, 9 de diciembre de 2014

La zorra y el espino


anuncio
Una zorra corría por el monte saltando sobre unos montículos, cuando de repente tropezó y estuvo a punto de caer al vacío. La zorra, en un intento desesperado por evitar la caída y salvar su vida, se agarró a un espino que sobresalía entre las piedras, pero de inmediato, sintió un intenso dolor al notar como las púas de éste le herían las patas.

Abrumada la zorra por su difícil situación, se dirigió al espino diciéndole:

Viéndome como me ves con mi vida en peligro ¿y me tratas así? No entiendo el motivo de tu proceder, ya que yo ningún mal te hice. Acudí a ti buscando ayuda, y tú, en lugar de asistirme, me hieres haciendo aún más terrible mi agonía!

A lo que el espino, tranquilamente y sin ningún remordimiento, contestó:

“La culpa es tuya y sólo tuya, por haberte agarrado a mí. No es ningún secreto lo bueno que soy para enganchar y herir a todo el que se me acerca. ¿Por qué deberías ser tú la excepción?”

MORALEJA
Quien pide ayuda al malvado, termina perjudicado
La zorra y el espino

También puedes ver: La zorra, el león y el anciano
Si te gusta lo que lees, danos un +1