martes, 23 de diciembre de 2014

El zorro comelon


anuncio
Había una vez un zorrito muy pequeño pero que era muy comelon. Un día, al acercarse a un corral vio una camada de polluelos muy gordos y hermosos y pensó:

Tienen pinta de estar sabrosos esos pollitos, así que me los comeré”:

Con gran esfuerzo el pequeño zorro logró colarse en el corral por un diminuto hueco que encontró, y una vez dentro, fue detrás de cada uno de los pollitos y se los tragó. Una vez saciado se dispuso a salir por donde había entrado, pero se dio cuenta de que tenía la barriga llena por tantos pollitos que había engullido y que que no cabía por el hueco:

Al poco rato el dueño de los pollitos se acercó al corral y al ver al zorro le preguntó: “Zorro, por qué te has comido todos mis pollitos?”:

El zorro le contestó que tenía mucha hambre y que por esa razón lo había hecho, y el dueño de los pollitos, resignado a su suerte, decidió sacar al menos algo bueno de la situación. Así que propuso un acuerdo al zorro: darle cada día una porción de comida a cambio de que le vigilara la granja

Al zorro le pareció bien y desde ese día cuidó de que otros zorros no hicieran con los nuevos pollitos lo que él había hecho antes.
MORALEJA
Hacer del enemigo aliado y de la desgracia sacar lección, es propio del hombre de sabia condición
El zorro comelon
Si te gusta lo que lees, danos un +1