sábado, 13 de diciembre de 2014

El perro y la oveja


anuncio
Un perro pidió a una oveja que le devolviera una cierta cantidad de pan que decía haberle prestado, a pesar de que no era cierto.

La oveja negó haber recibido ese pan y aún sabedor de la falsedad de su acusación, el perro llevó a la oveja ante el juez. El perro se presentó con varios testigos. Un lobo, un buitre y un milano , con los que el perro tenía amistad, accedieron a declarar a su favor atestiguando que era la oveja quien mentía.

Cuando el juez llamó al lobo para preguntarle por su versión, este dijo: “Sin duda que el pan que el perro reclama se lo prestó a la oveja”

Luego llegó el turno del buitre, quien se manifestó en el mismo sentido:

¿Por qué niega la oveja haber recibido el pan cuando todos sabemos que lo hizo?

Por último, el milano llegó aún más lejos jurando que estaba presente cuando el supuesto préstamo tuvo lugar.

Ante todas estas manifestaciones al juez no le quedó otra que condenar a la oveja y le exigió que devolviese el pan que los otros afirmaban que había recibido teniendo además que pagar las costas del juicio.

Como la oveja no tenía con qué hacer frente a estos pagos, no tuvo más remedio que ser trasquilada para vender su lana. Con ese dinero pagó el pan que no debía, pasando el invierno con mucho frío y mayores penurias..

MORALEJA
Malvado es quien, por sacar provecho, no duda en falsear un hecho
El perro y la oveja
Nuevo cuento breve: El asno, el perro y el lobo
Si te gusta lo que lees, danos un +1