lunes, 8 de diciembre de 2014

El grillo y la mariposa


anuncio
Había una vez un grillo que, oculto entre la hierba del campo, miraba con envidia la belleza de una mariposa que revoloteaba orgullosa entre las flores. El grillo se lamentaba de lo injusta que había sido la Naturaleza al concederle a ella tantos dones que lucir y desde su escondite, no dejaba de murmurar lo desgraciado que era en comparación con la mariposa.

Ella vuela con gracia y es feliz mostrando al mundo su hermosura. Yo en cambio soy un pobre grillo, oscuro y triste, que vivo arrastrándome y en el que nadie repara.”

De repente aparecieron en el prado un par de niños, a los que el vuelo de la mariposa llamó la atención. Los niños persiguieron a la mariposa y terminaron por atraparla, arrancándole las alas y luego la cabeza.

El Grillo, que permanecía escondido mirando aquella terrible escena pensó para sus adentros.

Caramba, en realidad no hay razón para mi tristeza, puesto que hacer alarde de su belleza, terminó por costarle a la mariposa perder su cabeza

MORALEJA
No existe peor condena que envidiar la suerte ajena
El grillo y la mariposa
Si te gusta lo que lees, danos un +1