lunes, 3 de noviembre de 2014

La serpiente y el cangrejo


anuncio
Cangrejo y serpiente vivían en armoniosa convivencia cerca de las cristalinas aguas de un río. El cangrejo, con su mejor intención, acostumbraba a aconsejar a la serpiente que abandonase su actitud habitual, pero ésta, lejos de escucharlo, insistía en ella.

Cierto día un hombre se acercó a refrescarse a la orilla del río, y agotado como estaba de su larga caminata, en la misma orilla se tumbó para terminar quedarse dormido. Aprovechando la circunstancia, la serpiente se deslizó silenciosa hasta él y poco a poco fue entrelazándose sobre su cuello y comenzando a apretarlo.

El hombre, que al notar la presencia de la serpiente sobre su cuello despertó bruscamente, consiguió desenroscarla no sin gran esfuerzo y arrojarla lejos de sí. A continuación, tomó su garrote, y golpeó a la serpiente con furia hasta matarla.

El cangrejo, que había sido testigo de todo lo sucedido, se acercó a la serpiente, y viéndola allí tumbada todo lo larga que era, se dirigió a ella en estos términos

Puedo asegurarte, infeliz amiga, que si hubieses caminado tranquila y recta, como ahora yaces, en lugar de enroscarte en su cuello, no hubieses tenido tan desgraciado final

MORALEJA
La vida recta y sincera, es larga y placentera
La serpiente y el cangrejo fabulas para niños
Si te gusta lo que lees, danos un +1