sábado, 15 de noviembre de 2014

El zorro sin cola


anuncio
Paseaba un zorro por el bosque cuando de repente se vio atrapado en una trampa que unos cazadores habían colocado. Trató de zafarse el zorro sin lograrlo, más al escuchar a los perros acercarse entendió que no le quedaba más oportunidad para seguir vivo que tirar con todas sus fuerzas para escapar aunque ello le supusiera perder su cola.

Logró el zorro su propósito aunque al caro precio de perder su cola, y ya a salvo, se lamentó de su desgracia. “Los demás zorros se burlarán de mí al verme sin cola

Así pues, decidió urdir un plan para que eso no sucediese, y se presentó ante sus compañeros zorros con este discurso:

Al fin me he librado de ese molesto apéndice que era mi cola y que no me servía para nada. Ahora me noto más ligero y puedo desplazarme con mayor velocidad. A decir verdad no entiendo cómo he podido aguantar tanto tiempo con ella. Todos deberíais hacer lo mismo que yo

Pero una zorra vieja y astuta, se dio cuenta de la maniobra e incrédula le contestó

Sabio consejo hubiese sido si nos lo hubieses dado antes de perderla. Al dolor le gusta la compañía

Ante lo que todos los zorros rieron y el zorro sin cola quedó avergonzado

MORALEJA
Cuídate de hacer sacrificio por consejo de quien busca beneficio
El zorro sin cola
Ver también la fábula de: La zorra y el erizo
Si te gusta lo que lees, danos un +1