sábado, 11 de octubre de 2014

El leon y los cuatro bueyes


anuncio
Cuatro bueyes se reunían cada día en el mismo prado a pastar y terminaron por crear una sólida amistad. Un día, uno de ellos propuso un juramento por el que se mantendría siempre unidos y se ayudarían en los momentos difíciles.

A todos les pareció bien y sellaron el pacto con la confianza de que ninguno de ellos lo traicionaría.

Un día, el león llegó al prado y se dispuso a atacar a los bueyes, pero éstos, fieles a su palabra, acudieron en ayuda unos de otros, embistiendo al león de tal forma que a éste le resultó imposible cazar a ninguno de ellos.

El león, tras regresar varias veces y encontrarse con que la unión de los bueyes le impedía dar caza a ninguno, buscó el modo de separarlos. Y así, fue acercándose a cada uno por separado para decirles que los otros hablaban mal de él a sus espaldas.

Los bueyes, que habían jurado estar unidos para siempre, terminaron por distanciarse, y así, sin la ayuda de sus compañeros, fueron cayendo víctima de las zarpas del León.

El último de ellos, justo antes de morir, comprendió la maniobra del león y dijo:

Sólo nosotros somos culpables por dar crédito a nuestro enemigo. Consiguió separarnos y entonces fuimos presa fácil

MORALEJA
La unión hace la fuerza. No dejes que la intriga la tuerza
El leon y los cuatro bueyes fabulas de esopo
Te puede interesar: El avaro y el león de oro
Si te gusta lo que lees, danos un +1