sábado, 18 de octubre de 2014

El hombre y la hormiga


anuncio
Un hombre estaba sentado en una piedra frente al mar y mientras observaba maravillado la belleza del paisaje, fue testigo de un terrible suceso , el naufragio de un barco que resultó en la muerte de todos los tripulantes. Viendo tal desgracia culpó al cielo de lo ocurrido:

Qué injustos son los dioses, que por castigar a un solo pecador, han sido capaces de permitir que tantos inocentes hayan perecido

En ese momento, una hormiga subió por la piedra en la que se encontraba sentado y picó al hombre causándole gran dolor. Este, irritado, levantó la piedra y, pisoteándolas con furia, aplastó a todas las hormigas que encontró debajo, sin tener compasión de ni una sola de ellas.

Apareció entonces un ángel y le preguntó por el motivo de su acción.

¿Por qué mataste a todas las hormigas si solo una fue la que te hizo daño?

El hombre, avergonzado, no supo dar respuesta y permaneció en silencio.

¿Aceptarás ahora que el cielo juzgue a los hombres tal y como tu hiciste con las hormigas?

MORALEJA
Antes de a otros juzgar, por ti has de empezar
Fabulas de esopo El hombre y la hormiga
Si te gusta lo que lees, danos un +1