viernes, 10 de octubre de 2014

El asno y la zorra


anuncio
Un asno y una zorra decidieron salir juntos de caza con la promesa de protegerse el uno al otro ante posibles enemigos. En su marcha, se encontraron con un león agotado y hambriento, que de inmediato se felicitó por su buena fortuna ante aquellas apetitosas presas que la providencia había puesto ante él.

La zorra, ante el temor de ser devorada, se acercó al león y le dijo al oído.

Si no me haces daño te ayudaré a capturar al asno sin esfuerzo

Cerrado el trato, la zorra se dirigió al asno y le propuso ocultarse en un foso, ya que de este modo permanecería oculto a los ojos del león y estaría seguro.

El asno, confiado en la palabra de su amiga, se escondió en el foso, quedando así atrapado a la merced del león. Cuando éste se aseguró de que el asno ya no podía escapar, clavó sus garras en la zorra por ladina y traicionera.

¿Pero qué haces?” –gritó la zorra- “¿No éramos amigos?

Traición bajo amistad es doble maldad. Ahora tienes lo que mereces.

MORALEJA
No confíes en quien traiciona a sus amigos porque mañana lo hará contigo
Fabulas con moraleja El asno y la zorra
Te puede interesar: La mona y la zorra
Si te gusta lo que lees, danos un +1