lunes, 3 de marzo de 2014

Las ranas y el buey


anuncio
Cierta tarde un buey se acercó al estanque de las ranas a beber un poco de agua; cuando sin querer aplastó a una pequeña rana, que por allí descansaba.

La vieja rana se dio cuenta, cuando las ranitas regresaron, que una pequeña faltaba e inmediatamente preguntó a sus hijos e hijas si la habían visto, si sabían donde estaba.

-"Un gran monstruo gigante" dijo una de ellas, "aplastó a mi pequeña hermana con una de sus grandes patas"

-"¿Qué tan grande era ese monstruo? ¿Era así de grande?" preguntó la vieja rana inflándose a si misma. -"Oh, querida madre era mucho, mucho más grande" dijeron las ranitas sin dudar.

La rana se infló todavía un poco más "Él no podría ser más grande que yo ahora" dijo ella. Pero todas las pequeñas ranas dijeron otra vez que ese monstruo era mucho, mucho más grande y la vieja rana se infló cada vez más y más, hasta que de repente, ella explotó

MORALEJA
No intentes ser lo que no eres
ni olvides los límites que tienes
Las ranas y el buey

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

Si tienes alguna fabula o creación literaria propia que quieres que te lo publiquemos aquí, pues solo es necesario que nos las envié

Si te gusta lo que lees, danos un +1