martes, 4 de marzo de 2014

La liebre y el leon


anuncio
Cierto día un león paseaba por la pradera cuando de pronto vio a lo lejos una liebre durmiendo plácidamente, y cuando estaba a punto de acecharla vio pasar por el lugar un cervatillo y al ver que se le ofrecía mayor volumen de carne, inmediatamente abandono a la liebre y empezó una feroz persecución por el ciervo.

En ese mismo instante, la liebre despertada por el bullicio y  al presenciar la presencia del "rey de la selva" emprendió rápida huida.

Luego de un rato el león cansado de perseguir al ciervo quiso volver por el premio consuelo pero era demasiado tarde, la liebre ya había logrado huir y ante esto el león se dijo:

Bien me lo merezco ¿ Por que abandone a la presa segura y corrí tras el cervatillo? Fui ambicioso en verdad y ahora me quedo sin nada para mitigar mi hambre. ¡Que esta experiencia me sirva de lección!

MORALEJA
Ocasión que se va,
quien sabe si volverá
La liebre y el leon
Te puede interesar: La gacela que nunca había visto un león

3 comentarios :

  1. Que bueno que hagan esto es muy bueno 😊😊😊😊😊

    ResponderEliminar

Si tienes alguna fabula o creación literaria propia que quieres que te lo publiquemos aquí, pues solo es necesario que nos las envié

Si te gusta lo que lees, danos un +1